Jueves, 08 de abril de 2010

Acabamos de pasar Semana Santa, semana donde los católicos del mundo unimos creencias, costumbres y tradiciones para vivir la pasión de Cristo nuestro Señor.

 

Vivimos tiempos donde para asistir a la iglesia tenemos que justificar nuestras creencias, defender nuestra fe y desgraciadamente la gran mayoría no lo logramos. Es más fácil ocultar nuestros más profundos sentimientos en lo que se refiere al Señor que ponernos a defender nuestra posición.

 

Y que difícil es en estos tiempos tener fe, hoy dedico este espacio a todos los que ven en la semana santa algo mas que vacaciones.

 

 Hace muchos años en Colotlán, en esta semana parte de la familia que vivía fuera aprovechaba para visitarnos. Ocasión para que los jóvenes y grandes compartiéramos mas que una comida o una cena, compartíamos los momentos mas felices de nuestras infancias. Cuando las platicas se extendían hasta altas horas de la madrugada y todos atentos escuchábamos a los mayores. A mi siempre me ha encantado escuchar a los mayores tuve la fortuna de impregnarme de sus platicas, las que eran repetidas por mi madre una y otra vez siempre con versiones mejoradas y hasta amplificadas de los hechos pero con la misma esencia. Seria hasta doloroso describir aquella felicidad a que se nos acostumbro en aquella época, donde no había reglas y si absoluta libertad de movimiento, pero sobre todo la presencia completa de aquellas personas a las que poco a poco hemos perdido. Seria hasta desgarrador pronunciar sus nombres pero solo diré que lo que dejaron esas personas en los corazones de la gran mayoría de la familia Davila va más allá de simples recuerdos.

 

El tiempo no se repite y nunca estamos en el mismo lugar dos veces, eso es lo que hace especial cada momento de nuestras vidas. 


escribio Becky46200 @ 21:04
Comentarios (3)  | Enviar
Comentarios
escribio Invitado
Jueves, 22 de abril de 2010 | 10:37
Semana santa, esperada, ansiada, los primos venia a ese encuentro especial, a dejar recuerdos imborrables que tienen la magia de (como dijiste) de lo unico e irrepetible, una felicidad natural, permanente, de todos y cada uno de los dias la felicidad, de no darnos cuenta que lo era y aquella libertad. Mariano.
escribio Invitado
Martes, 25 de mayo de 2010 | 17:41
Hola, me gusta como narras. He estado leyendo tu blog, porque me voy a vivir a Colotlan ya que estar? impartiendo clases en el CUNORTE.
Gracias por esta informacion.
Saludos.
escribio Invitado
Martes, 25 de mayo de 2010 | 17:45
http://juanma-mexico.blogspot.com/
 
eXTReMe Tracker